Una casa blanca, negra y amarilla

Hoy en el blog, nos colamos en un precioso apartamento de tan solo 45 m2 en el centro de Praga. Como veis han mantenido algunas paredes en ladrillo blanco, que combinado con el suelo en madera, en una tonalidad oscura preciosa, llena de personalidad la vivienda.

El resto de la decoración en amarillo y negro, en todos los espacios, unifica visualmente las diferentes estancias. Además, la alfombra en tonos agua aporta un toque diferente y fresco que, personalmente me encanta. ¿Qué os parece a vosotros? A mi siempre me ha costado ver el amarillo integrado en la decoración, pero en esta casa lo han conseguido, y me encanta el resultado!!

Sofa gris y amarillo

Mobiliario gris y amarillo

close

¡Inscríbete en nuestra Newletter!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: