Elegir colores y destacar espacios

A continuación veremos unas sencillas pautas para elegir colores y destacar espacios. También veremos diferentes ejemplos de decoración.

Por lo general, se tiende a pintar una estancia en un mismo color. Pero si queremos destacar ciertos espacios y darles un poco de fuerza, podemos recurrir a los colores. Es importante saber elegir los colores adecuados para no caer en el error de crear estancias muy recargadas.

Pintar un lado de la estancia con un color diferente al resto, nos da la posibilidad de arriesgarnos con colores más atrevidos sin sentir que nos agobian o nos molestan. Además, al no pintar todas las paredes del mismo color, podemos combinar el color de la pared con algún mueble o complemento y destacar una zona de la estancia.

Decorar salón grande y moderno

Por ejemplo, una pared en un tono concreto y una alfombra del mismo tono, logran crear un ambiente perfecto y esa zona en la que está la pared y la alfombra destacará sobre el resto de las zonas de la estancia. Un ejemplo de ello lo tenemos en este trabajo de Decogarden en el que tanto al alfombra como la pared principal tienen en mismo color.

 Es importante saber que los colores marcan el carácter de la casa. Por ello, es fundamental elegir los colores según el criterio de uno mismo. Si una persona tiene una personalidad muy atrevida y moderna, tanto la decoración como los colores, deberán ser acordes a esa forma de ser.

En cuanto a los colores, es importante destacar que cada color transmite y refleja diferentes sensaciones. Por ello, antes de escoger un color es pensar en el tipo de habitación que tenemos. Ya que no se utiliza el mismo color para decorar una habitación infantil que una habitación de matrimonio.

Si lo analizamos detenidamente, veremos que los colores además ayudan a conseguir que una estancia parezca más grande, más luminosa, etc. Por ejemplo, en el caso de tener una habitación pequeña y con poca luz, no se recomienda utilizar colores fuertes o saturados como los rojos o azules. Esto es debido a que estos colores se comen la luz y empequeñecen el espacio.

En cambio, los tonos claros y luminosos, como pueden ser la gama de amarillos, reflejan muy bien la luz y los espacios parecen mucho más grandes. Por ello, además de nuestros gustos, antes de elegir el color, es fundamental pensar bien el tipo de estancia que es y las características que tiene.

Gracias a nuestros amigos de HogarMania.

close

¡Inscríbete en nuestra Newletter!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: